Aumentan los diagnósticos en mayores de 65 años

  1. Dr.Schär Institute
  2. Dr. Schär Institute
  3. News
  4. Enfermedad celíaca
  5. Aumentan los diagnósticos en mayores de 65 años

En la década de los 80 la enfermedad celíaca (EC) se consideraba una enteropatía rara, presente solo en niños, con los signos clínicos clásicos como diarrea, pérdida de peso y retraso del crecimiento. En los años siguientes, una evaluación más profunda de pacientes adultos reveló una incidencia significativa de EC no diagnosticada o confusa con síndromes inflamatorios intestinales crónicos.

Área de expertos
¿Es un profesional de la salud que trabaja con los trastornos relacionados con el gluten y el SII?

Incluso a día de hoy, en los grupos de edad más avanzados rara vez se tiene en cuenta la enfermedad celíaca, pese a presentar síntomas relacionados como anemia y pérdida de peso. Los profesionales de la salud, en primera instancia suelen sospechar más de un tumor o de trastornos más leves que suelen atribuirse a pérdida de la función intestinal o causas psíquicas como ansiedad y depresión presentes habitualmente en la tercera edad.

Investigadores de la Clínica Especializada en Enfermedad Celíaca del Hospital Royal Hallamshire, en Sheffield en el Reino Unido, llevaron a cabo durante dos décadas un estudio prospectivo y retrospectivo para comparar la prevalencia de nuevos diagnósticos de enfermedad celíaca así como los síntomas de presentación en pacientes mayores de 65 años.

Se incluyeron en el estudio un total de 1.605 pacientes con EC (n = 644 prospectivamente, n = 961 retrospectivamente). De estos, 208 pacientes (13,0%) fueron diagnosticados entre 1990 y 2017, cuando su edad era superior a los 65 años. La tasa de diagnóstico de EC en el grupo de pacientes de edad avanzada aumentó del 0% en 1990-1991 al 18,7% en 2016-2017 (p <0,001).

El estudio también encontró diferencias en la sintomatología que presentaban los pacientes en los distintos grupos de edad. Los pacientes más jóvenes presentaban con mayor frecuencia fatiga (p <0,001) y síntomas gastrointestinales, incluyendo diarrea (p = 0,005), dolor abdominal (p = 0,019) y síntomas similares a los del síndrome del intestino irritable (p = 0,008). Sin embargo, según aumentaba la edad con frecuencia se detectaba deficiencia de vitamina B12 (p = 0,037).

Los autores del estudio han indicado en sus conclusiones, que la prevalencia de EC en los pacientes mayores de 65 años ha aumentado significativamente en las últimas dos décadas y que es un grupo de edad al que hay que prestar especial atención, ya que tienden a presentar menor sintomatología dificultando su diagnóstico.

 

Referencias