La alimentación sin gluten como tratamiento

  1. La alimentación sin gluten como tratamiento
Gluten Free Phone

Independientemente de si se padece enfermedad celíaca, alergia al trigo o sensibilidad al gluten no celíaca, el tratamiento es siempre el mismo: una alimentación sin gluten.

Lo primero y más importante es recibir el diagnóstico y luego en un segundo paso, la alimentación sin gluten. Aunque siempre se hable de dieta sin gluten, las pautas a seguir considerablemente diferentes dependiendo de si se padece enfermedad celíacasensibilidad al gluten no celíaca o alergia al trigo. Los celíacos deben seguir la dieta sin gluten durante toda la vida, y evitar incluso aquellos alimentos que solo contienen trazas de gluten. En cambio, en el caso de la sensibilidad al gluten no celíaca, la interrupción de la alimentación con gluten puede ser temporal tras un periodo mínimo de uno o dos años. En el caso de la alergia al trigo, puede ser suficiente evitar de forma temporal los alimentos que contienen gluten; además de la dieta sin trigo, puede ser necesario administrar cortisona.

 

Diferencias en la aplicación de la alimentación sin gluten

Enfermedad celíacaSensibilidad al gluten no celíacaAlergia al trigo
DuraciónToda la vidaLimitada temporalmente, periodo mínimo entre uno y dos añosLimitada temporalmente
PeculiaridadDieta estricta sin gluten incluidas las trazasPosteriormente, puede que sea suficiente con una dieta pobre en glutenAdemás de la dieta sin trigo, puede ser necesario recurrir a la cortisona

La alimentación sin gluten en la enfermedad celíaca

El único tratamiento existente para la enfermedad celíaca es una dieta estricta sin gluten durante toda la vida. Cuando la enfermedad celíaca no se trata debidamente, puede dar lugar a complicaciones. Si se cometen errores en la dieta y no se sigue al pie de la letra la alimentación sin gluten, aumenta notablemente el riesgo de padecer los efectos tardíos relacionados con la enfermedad celíaca, como la osteoporosis o tumores malignos. Por lo tanto, es recomendable realizar estudios de control periódicos para confirmar que se está realizando la dieta correctamente y descartar la aparición de deficiencias y complicaciones.

El asesoramiento nutricional ayuda en el cambio de alimentación

El cambio de alimentación es un momento decisivo en la vida de los pacientes celíacos, sobre todo, en el caso de los niños donde es necesaria la formación dietética de toda la familia. Del mismo modo deben estar informados los abuelos, amigos y familiares, así como los maestros y profesores, para evitar errores en la dieta. El asesoramiento nutricional por parte de un profesional certificado y la información para la aplicación práctica de la dieta sin gluten ayudan al paciente a controlar su enfermedad. Se recomienda un asesoramiento nutricional en tres fases.

Asesoramiento nutricional fase 1: reunión informativa y anamnesis

  • Preferiblemente entre uno y dos días después del diagnóstico, a más tardar, una semana después

  • ¿Se ha realizado un diagnóstico correcto?

  • ¿Existen otras intolerancias?

  • La información alivia el temor del paciente
    • ¿Qué es la enfermedad celíaca?
    • Ventajas de la alimentación sin gluten e inconvenientes del incumplimiento de la dieta
    • Recomendar visitar la asociación de celíacos de la ciudad
  • Según los resultados y la anamnesis:
    • Compensar la malnutrición
    • Menú sin gluten para la próxima semana
    • Recomendar alimentos dietéticos sin gluten según las necesidades individuales
  • Explicar qué es el diario de alimentación y como reflejar sus síntomas, y prestar orientación

Asesoramiento nutricional fase 2: consejos y motivación para la autogestión

  • Aproximadamente entre una y dos semanas después de la primera visita

  • Análisis del diario de alimentación y síntomas:
    • Detección de carencias nutritivas y procurar una compensación
    • ¿Todavía tiene molestias?
    • ¿Existen otras intolerancias alimentarias (como a la lactosa, fructosa, grasas)?
    • ¿Errores en la dieta?
  • Consejos para la compra
    • Reconocer los alimentos que pueden contener gluten
    • Hablar sobre el etiquetado de los alérgenos, practicar el control de la lista de ingredientes
    • Examinar las listas de productos aptos para el consumo con el paciente
  • Elaborar un menú diario

  • Orientar al paciente nuevamente con el diario de alimentación y síntomas

Asesoramiento nutricional fase 3: consejos para cocinar sus propios platos y para comer fuera de casa

  • Aproximadamente entre dos y cuatro semanas después de la segunda visita de asesoramiento

  • Si es preciso, tratamiento de otras intolerancias alimentarias

  • Se proporcionan consejos para la propia preparación de platos sin gluten

  • Consejos para cocinar y hornear sin gluten (con recomendaciones de recetas)

  • Cómo evitar contaminaciones

  • Consejos para comer fuera de casa

  • Determinar nuevos resultados

  • Examinar y analizar el diario de alimentación y síntomas (consultar segunda visita)

  • Recomendaciones terapéuticas sobre alimentación para otros diagnósticos (tras la segunda visita de asesoramiento nutricional)

  • Según el alcance del asesoramiento, continuar con el asesoramiento nutricional en posteriores visitas

Alimentación sin gluten en la sensibilidad al gluten no celíaca

La sensibilidad al gluten no celíaca (SGNC) puede tratarse, como la enfermedad celíaca, con una alimentación sin gluten. Es importante que después del diagnóstico el paciente comience la alimentación sin gluten. A diferencia de las estrictas normas que existen para los pacientes celíacos, en el caso de la SGNC a menudo es suficiente con prescindir de los alimentos con gluten solamente durante un periodo de tiempo determinado con un periodo mínimo de uno o dos años. Tras este periodo, puede que una alimentación pobre en gluten sea suficiente para que los síntomas no vuelvan a aparecer, dependiendo de la tolerancia individual que presenta cada persona.