Diagnóstico

  1. Dr.Schär Institute
  2. Dr. Schär Institute
  3. Diagnóstico
Arzt Beratung Haende

La baja especificidad de los síntomas y la falta de marcadores biológicos dificultan el diagnóstico del síndrome del intestino irritable (SII o IBS, del inglés Irritable Bowel Syndrome). Se puede considerar SII cuando los síntomas no pueden atribuirse a causas orgánicas ni patológicas, pero la calidad de vida del paciente se ve considerablemente reducida, considerándose desde el punto de vista clínico que la existencia de unos síntomas compatibles y un estudio diagnóstico limitado son suficientes para llegar al diagnóstico.

Área de expertos
¿Es un profesional de la salud que trabaja con los trastornos relacionados con el gluten y el SII?

Son de vital importancia datos clínicos, como la duración de la sintomatología, las características, el impacto, la duración de los síntomas individuales y la identificación de posibles factores desencadenantes. Para ello es necesario realizar una anamnesis detallada y considerar la valoración subjetiva del paciente sobre la gravedad y el impacto de la sintomatología en la vida diaria.

Diagnóstico según definición

De acuerdo con el consenso de Roma IV, se definen tres criterios para el SII en adultos:

a) Dolor abdominal recurrente, al menos, un día por semana, asociado con dos o más de los siguientes criterios:

  1. Relacionado con la defecación.
  2. Asociado a un cambio en la frecuencia de las heces.
  3. Asociado a un cambio en la forma (aspecto) de las heces.

b) Los síntomas deben ocurrir desde, al menos, 6 meses y estar presentes durante los últimos 3 meses.

Posibles diagnósticos diferenciales del dolor abdominal

Se debe considerar la posibilidad de otras causas que pudieran ser responsables de los síntomas, como la enfermedad celíaca. En el diagnóstico diferencial se han de descartar patologías que cursan con síntomas parecidos, proponiéndose un estudio limitado definido por los síntomas predominantes.

El objetivo consiste en realizar un diagnóstico temprano y descartar de forma razonable diagnósticos diferenciales relevantes. Tienen que descartarse enfermedades que causan síntomas como diarrea, dolores, estreñimiento y flatulencia/distensión, siendo las principales las enfermedades orgánicas y la enfermedad celíaca. Múltiples estudios, así como un metaanálisis, han demostrado que más del 4 % de los pacientes con SII típico, en realidad son celíacos no diagnosticados. Asimismo, deberían también descartarse causas ginecológicas, o el cáncer de colon con una colonoscopia.

SÍNTOMA PRINCIPAL DE SÍNDROME DEL INTESTINO IRRITABLE DIAGNÓSTICOS DIFERENCIALES IMPORTANTES (ENTRE OTROS)
Diarrea Colitis infecciosa, por ejemplo, entre otros
Bacterias patógenas: salmonelas, shigellas, yersinias, Campylobacter, Clostridium, Tropheryma whipplei, etc
Parásitos: gusanos, Giardia lamblia, criptosporidios en el VIH, amebas o Blastocystis hominis tras viajes al trópico
Hongos: histoplasmosis en el VIH
Virus: citomegalovirus (CMV) en inmunosupresión
Enfermedad de Crohn
Colitis ulcerosa
Esprue/celiaquía
Colonización bacteriana incorrecta del intestino delgado
Malabsorción sintomática de los carbohidratos
(por ejemplo, malabsorción de la lactosa o la fructosa)
Colitis microscópica
Diarrea colágena
Colitis causada por Clostridium difficile
Pancreatitis crónica
Neuropatia autónoma (diabetes)
Intolerancia a medicamentos
Alergia alimentaria
Hipertiroidismo
Incontinencia
Tumores neuroendocrinos hormonales
Cáncer colorrectal (diarrea paradójica)
Dolor Enfermedad de Crohn
Úlceras
Tumores gastrointestinales
Isquemia misentérica
Porfiria
Endometriosis
Tumores en los ovarios
Estenosis del intestino delgado (por ejemplo, radiógeno, frenillos)
Trastornos funcionales postoperatorios (por ejemplo, frenillos)
Carencia del inhibidor de C1 esterasa
Estreñimiento Efectos secundarios de medicamentos
Hipotiroidismo
Cáncer colorrectal (alternado con diarrea paradójica con sintomatología de estenosis)
Diverticulosis crónica
Trastorno de defecación estructural o funcional
Flatulencia, distensión Colonización bacteriana incorrecta (sobrecrecimiento bacteriano intestinal o SIBO)
Malabsorción de carbohidratos (por ejemplo, malabsorción sintomática de la lactosa y/o la fructosa)
Trastornos funcionales postoperatorios (por ejemplo, frenillos)
Fuente: Layer P et al. S3-Leitlinie Reizdarmsyndrom, Z Gastroenterol 2011; 49: 237–293
Proceso de diagnóstico ante la sospecha del síndrome del intestino irritable

Layer P et al. S3-Leitlinie Reizdarmsyndrom, Z Gastroenterol 2011; 49: 237–293