¿Qué causa la atrofia de las vellosidades intestinales?

  1. News
  2. Enfermedad celíaca
  3. ¿Qué causa la atrofia de las vellosidades intestinales?

La enfermedad celíaca es una enteropatía inflamatoria compleja causada por la ingesta de gluten y ocurre en un subconjunto de individuos genéticamente susceptibles que portan el gen HLA-DQ8 o HLA-DQ2. Sin embargo, la patogénesis de la enfermedad celíaca aún no se conoce completamente.

Se utilizó un modelo de ratón, cuyos resultados se publicaron recientemente en la revista Nature, para investigar qué factores son decisivos para la atrofia vellositaria en la enfermedad celíaca. Esto se debe a que las enfermedades inmunes complejas como la enfermedad celíaca no son el resultado del defecto funcional de un solo gen, sino de la interacción de pequeños cambios a través de muchos genes relevantes para el sistema inmunitario.

En el modelo de ratón, se ha demostrado que la enfermedad celíaca se desarrolla como resultado de una interacción compleja entre diferentes vías inmunitarias innatas y adaptativas, que finalmente conducen a la destrucción del tejido.

Por lo tanto, la sobreexpresión de interleucina-15 (IL-15) en la lámina propia es necesaria para inducir la reacción anti-gluten adaptativa y para formar células T auxiliares tipo 1 (TH1). El HLA-DQ8 facilita y mejora la reacción de la citocina interferón gamma necesaria para el desarrollo de atrofia tisular. Sin embargo, la respuesta inmune TH1 promovida por el HLA-DQ8 e IL-15 no es suficiente para causar la destrucción del tejido, sino que debe actuar de forma sinérgica con IL-15 en el epitelio intestinal. Esto promueve aún más los linfocitos intraepiteliales (LIE), y conduce a la muerte de las células epiteliales. Por otro lado, la enzima transglutaminasa 2 juega también juega un papel importante en la destrucción del tejido.

 

Conclusión

La enfermedad celíaca puede presentarse como un rompecabezas en el que cada pieza, que es un componente de la respuesta inmune anti-gluten, debe adaptarse para conducir al desarrollo de atrofia vellositaria. Estos resultados ofrecen la oportunidad de mejorar la comprensión de la enfermedad celíaca y desarrollar nuevas estrategias terapéuticas.

 

Comentario del  Profesor Carlo Catassi

Jefe del Departamento de Pediatría
de la Universidad Politécnica de Marche, Ancona, Italia.

 

No hay duda de que la búsqueda de soluciones innovadoras para la curación de la enfermedad celíaca se ha visto obstaculizada por la falta de un modelo animal adecuado de la enfermedad. De hecho, los estudios en humanos son difíciles de realizar, no solo por consideraciones éticas obvias, sino también por largos plazos y altos costes.

El ratón transgénico generado por Abadie et al., es un prodigio de la ingeniería genética. Tras la ingestión de gluten, desarrolla no solo la respuesta inmune contra esta proteína, como lo demuestra con la aparición de anticuerpos antigliadina desamidados en el suero, sino que también desarrolla la lesión intestinal típica de la enfermedad celíaca, es decir, atrofia vellositaria. Todavía no es un modelo perfecto ya que, por ejemplo, el animal no desarrolla los anticuerpos séricos anti-transglutaminasa característicos de la enfermedad celíaca humana, pero sin duda es una excelente "simulación".

Este ratón transgénico no solo nos ayudará a comprender los complejos mecanismos que conducen al desarrollo de la enfermedad celíaca, sino que encontrará un amplio uso en los cada vez más numerosos estudios sobre terapias innovadoras. La disponibilidad de un modelo animal adecuado, como el descrito en este estudio, acelerará el tiempo de investigación dirigido a mejorar la calidad de vida del paciente celíaco.

Estudio completo